PRAPES- Comedor Social

Cocina PRAPES 1 COLLAGEEl Proyecto PRAPES - Comedor Social es un proyecto que se realiza en la localidad de Gibraleón y está destinado a garantizar las necesidades básicas de alimentación de algunas de las familias del municipio que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad que pueden derivar a procesos excluyentes. Este programa, además de cubrir la básica necesidad de alimentación, servirá de apoyo a las familias beneficiarias aumentando sus posibilidades de incorporación social como ciudadanos de pleno derecho.

En el municipio olontense existen unas 345 familias, vendrían a ser 1.128 personas, (datos diciembre 2014)  en situación de vulnerabilidad social, según los datos facilitados por los Servicios Sociales Municipales del Ayuntamiento de Gibraleón. Son personas en riesgo de pobreza o exclusión social, un problema que desde el comienzo de la crisis, que se sitúa en torno al año 2007, ha ido en aumento.

Según el informe “Exclusión y Desarrollo Social en España. Análisis y perspectiva 2012” de la Fundación Foessa, se confirma que de 2007 a 2011 “la pobreza en España se ha hecho más extensa, más intensa y más crónica”. El secretario general de Cáritas señala, “una pobreza más extensa porque se incrementa en número de hogares y personas; más intensas porque las situaciones de privación material y la dificultad de acceso a derechos básicos se han acrecentado; más crónica porque no hablamos de pobreza pasajera sino de años viviendo bajo el umbral de la pobreza”. Ello hace que “como consecuencia de estos procesos de empobrecimiento se trasluzca una sociedad más polarizada entre los que tienen y no tienen”

Desde los Servicios Sociales Municipales se estima que aproximadamente el 20% de las familias olontenses están por debajo del umbral de la pobreza, y que uno de cada cinco hogares de Gibraleón está en situación de riesgo, con verdaderas dificultades para llegar a fin de mes y cubrir sus necesidades más básicas (alimentación, vestimenta y pago de suministro energético para tener una vivienda en condiciones de habitabilidad); y de todas ellas son las familias con miembros jóvenes y con menores las que se están viendo más castigadas por la crisis económica.

La situación de marginación que sufren estas familias no sólo se debe a su falta de recursos económicos, sino que además se dan en ellas otros factores que agudizan el riesgo de exclusión como son la falta de acceso a recursos educativos, laborales, de vivienda o sanitarios, o la debilidad en las relaciones sociales (malos tratos, aislamiento). Cuando estas circunstancias se suman se considera que alguien sufre de exclusión severa y, según los Servicios Sociales Municipales, son cada vez más las personas de Gibraleón que se encuentran en esta situación extrema.

Para paliar en la medida de lo posible esta situación, nace el proyecto PRAPES. Hasta el año 2017, la AOCD proporcionaba menús elaborados conveniados con restaurantes de la localidad. Sin embargo, gracias a la financiación de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía y La Caixa, la AOCD ha podido montar un comedor social en la sede de Gibraleón de manera que podemos servir los menús al contar con nuestra propia cocina, una cocinera y un ayudante de cocina. escula veranoUn paso importante puesto que reducimos costes por lo que podemos garantizar durante más tiempo el servicio y dando una mayor calidad en las comidas. Además, mantenemos un contacto continuado con los/as usuarios, algo funamental para desarrollar un proceso de inserción sociolaboral. Los beneficiarios participan también en talleres de cocina y talleres de economía doméstica, apoyo psicológico y búsqueda de empleo.

Además, como novedad dentro del programa de Garantía Alimentaria la Consejería de Igualdad y Políticas Social de la Junta de Andalucía y la Obra Social la Caixa, hemos podido poner en marcha una Escuela de Verano en el Distrito III de Huelva, en la zona de Marismas del Odiel, una Zona con Necesidades de Transformación Social donde muchas familias no pueden garantizar una alimentaciona adecuada a sus hijos/as. Esta Escuela de Verano además de ofrecer una alternativa de ocio estival a los más pequeños ha proporcionado desayuno, almuerzo y cena a más de 35 niños y niñas de la barriada de Marismas del Odiel.